Cuentos coreanos

3 notas

Estos son varios miembros del gimnasio al que voy mientras juegan jokgu. Este juego es algo asi como una versión en volleyball del kickball que jugaba yo en la escuela elemental y es bastante divertido, aunque yo soy un desastre tratando de controlar la bola. Lo curioso también es que estos hombres jugando aquí son todos muy mayores pero se conservan super bien. El de la camisa naranja tiene 70 años, y es más fuerte que muchos que tienen la mitad de su edad. 

Archivado en jokgu Changwon Corea del Sur

2 notas

Tiempo libre, tiempo del smartphone. Pero no se crean, estan todos compitiendo en Minecraft. Al menos estan jugando juntos aunque sea en un mundo virtual.

Tiempo libre, tiempo del smartphone. Pero no se crean, estan todos compitiendo en Minecraft. Al menos estan jugando juntos aunque sea en un mundo virtual.

9 notas

En el Festival de Linternas de Jinju, se pueden encontrar linternas de todas clases. En el centro del rio hay grandes figuras iluminadas representando desde escenas de la Biblia como Sanson y el Leon hasta pinturas de Van Gogh o figuras de diferentes culturas como Santa Claus o las esfinges egipcias. En el patio del castillo también había escenas iluminadas mostrando tradiciones de la cultura coreana como la ceremonia donde los jovenes varones se convertían en adultos y podían usar el sombrero tradicional o dando ofrendas a los padres, o hasta escenas de una mujer dando a luz o personas siendo torturadas frente a un juez de la justicia. 

2 notas

Mi amiga Gi Beum me invitó a visitar el festival de la Universidad de Changwon, donde ella se iba a encontrar con unas amistades que todavía estan en la universidad. Yo había escuchado de estos festivales y tenía curiosidad por ir pero en verdad no era lo que me esperaba. Tenían un concierto con música coreana que es bastante normal pero yo había escuchado que todos los diferentes grupos y asociaciones estudiantiles ponían sus propias tiendas o pabellones. Y yo pensaba que habría algo de información de los diferentes grupos y quizás había una tienda de la facultad de inglés donde al menos tendria gente con quien hablar. Pensaba que habría que ver dentro de los pabellones pero en realidad eran solo secciones donde cada facultad se reunía a comer y beber, y siendo esto Corea, el enfásis estaba en beber. Todas las tiendas eran mas o menos iguales, y la comida en todas era bastante parecida también. Pero pasamos un rato chevere y fue una experiencia diferente. 

4 notas

Obras de la exhibición de arte latino en el Museo de Arte de Changwon. También pueden ver una de las pocas fotos que le he podido tomar a una amiga coreana que siempre me huye cuando la voy a retratar. Ella se nos unió al grupo que estaba turisteando en el museo. Aunque ella iba a la universidad que queda a cinco minutos de este museo, es la primera vez que ponía un pie adentro del edificio. 

Otras piezas que retraté al final fueron unos mosaicos hechos por un artista coreano cuyo nombre no recuerdo. Lo interesante es que estan hechos con conchas marinas que este artista recogía en todo tamaño y colores. El hombre debía tener una paciencia increíble para hacer estos mosaicos tan grandes, y lograr conseguir las conchas marinas del tamaño y color adecuado para la forma que él buscaba crear. 

2 notas

After the Seongju Temple, we went to the Gyeongnam Provincial Art Museum. The current exhibit is about Latin American artists so it was interesting to see pieces from many countries like Cuba, Ecuador, Venezuela, Colombia, etc.                                                                                             

2 notas

Pinturas y mini Budas del Templo Seongju en Changwon. Por lo que veo, esas estatuillas de Buda son como los exvotos que usan los católicos en sus iglesias para representar sus oraciones y peticiones. 

4 notas

El fin de semana pasado me puse el sombrero de guía turístico para mostrarle algunos de los lugares interesantes del area a una pareja de maestros que llevan apenas un mes en Changwon. La primera parada fue el templo Seongju, a las afueras de Jinhae. La única vez que lo había visto fue durante el cumpleaños de Buda así que esta vez se veía diferente, sin las linternas y casi vacío.  Llegamos justo a tiempo para el almuerzo y nos invitaron a una comida muy rica aunque la sopa resultó ser mucho mas picante de lo que pensaba. Y como en la comida que se sirve en los templos es costumbre que uno se sirve lo que desee, pero te lo tienes que comer todo. Así que Jonas y yo nos tuvimos que aguantar y comernos toda la sopa que nos servimos. 

Archivado en seongjusa Changwon south korea Corea del Sur